jueves, 5 de agosto de 2010

Origen y evolución del universo ¿ dudas... ?

Se dice que el universo se originó hace unos 14 millones de años fruto de una gran explosión del espacio, se habla de la teoría del Big Bang donde se explica la expansión con el consecuente origen de los elementos químicos y creaciones de partículas.

El origen de los neutrinos, radiación, nucleosíntesis, formación de átomos, radiación cósmica, formación de estructuras, aparición de las primeras estrellas, galaxias, y finalmente nuestra galaxia “La Vía Láctea” que esta formada por unas 100 millones de estrellas que dan vueltas.

El sistema solar se formo hace unos 4500 años, donde la Tierra, se mueve a unos 30 Km. por segundo así como los planetas interiores y exteriores que se mueven en torno al sol en órbitas elípticas coincidentes, y se dice que se formó a partir de pequeños trozos de roca y del mismo material primordial de donde se formó el Sol.

La primera etapa de la tierra, denominada estrella, pasa por una evolución química, las denominadas “ " las X eras Geoestelares”, que vienen a definirse como un progresiva disminución inicial de algunos elementos y la progresión de otros, como el oxigeno, el Helio, el Hidrogeno junto a otras sustancias que en sucesivas fases iban cambiando hasta la ultima fase denominada Era Colápsica, etapa de enfriamiento que después de tantas reacciones dieron lugar a la superficie de la corteza con el desarrollo de la actividad sísmica y volcánica durante dos periodos, el paleólogo y el neólogo,, hasta llegar al geólogo.

La evolución posterior refiere un concepto que pretende explicar que toda la vida en el planeta se deriva de un antepasado común, pretende ligar todos los fenómenos físicos, químicos y biológicos por transformaciones sucesivas más o menos graduales y continuas de organismos vivientes, donde se cita que es una colección de estrategias exitosas acumuladas a través de billones de años de experimentación de la vida.

Todo ello nos viene a decir la superficie se encontraba fundida o bajo el bombardeo continuo del espacio antiguo hasta hace aproximadamente 4 mil millones de años. los impactos de meteoros y la actividad volcánica habrían hecho la superficie incapaz para la vida, por consiguiente, el origen de vida en la tierra fue muy rápido, lo difícil de aceptar yo no es solo la teoría del origen sino de la vida, de la unión de los 46 pares de cromosomas necesarios par dar vida a un ser humano.

Basándonos es los datos del HGP -Human Genome Project- reporta al 23 de enero del 2003 un avance del 99.9% y otras fuentes genómicas podemos afirmar que todos los humanos descienden de un solo individuo que vivió hace aproximadamente 270,000 años.

Se ha especulado con el cuadro evolutivo de los primates, teorías filosóficas, principios intelectuales o hipótesis griegas y orientales, etc., sin embargo no se trata de poner en duda el valor científico de los autores de innumerables trabajos, sino del valor explicativo de la ciencia, para Einstein, y para muchos hombres de ciencia contemporáneos, el misterio será siempre indescifrable porque la ciencia es una creación del hombre, ven el principal valor de la ciencia en el descubrimiento de las armonías del pensamiento, que pueden coincidir o no con la armonía de la realidad, no hay dos realidades por lo que no hay dos explicaciones distintas para la realidad, por ello el llamado diálogo entre ciencia y fe no debe someterse a menoscabos.

El panorama se deriva del método científico, donde las teorías son confirmadas o abandonadas si los resultados no verifican las conclusiones, el concepto de universo se manifiesta de idéntica forma que en el Génesis, la materia esta hecha del vacío, y que el hombre proviene de uno, El creador que formó de materia y espíritu al ser humano.

Qué es entonces lo que realmente subyace en ese conjunto de campos? ¿mera ilusión? ¿pura apariencia? O quizás, bajo esa capa de fuerzas encontradas pueda descubrirse que la realidad, después de todo, no estaba hecha de materia, sino de espíritu.

Guitton y los Bogdanov en su libro, Dios y la ciencia (1994) cita que según ellos, no existiría mejor ejemplo de esa interpenetración entre la materia y el espíritu que el comportamiento que manifiestan los fotones. Resulta que cuando el investigador humano intenta observar la onda del campo producida por un fotón, ésta se transforma inmediatamente en una partícula precisa y deja de ser un campo; por el contrario, cuando se la analiza como partícula material entonces se comporta como onda. ¿Influye la conciencia humana del investigador en el comportamiento de la materia que estudia e incluso en el resultado de su medición? Los físicos han llegado a la conclusión de que los fotones cuando no son observados conservan abiertas todas sus posibilidades. Es como si tuvieran conocimiento de que se les está estudiando, así como de lo que piensa y hace el observador. Como si cada ínfima parte de la materia estuviera en relación con el todo. Como si la conciencia no sólo estuviera en el científico sino también en la propia materia analizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada